• LEER MÁS •

22 nov. 2017

El lado bueno de octubre y noviembre.




Como a cada cosa hay que llamarla por su nombre a mi me gustaría empezar a contaros el lado bueno de los meses que van pasando, haciendo un pequeño resumen de aquellas cosas bonitas que haya vivido, leído, comido, escuchado, reído... . Así que, sin más preámbulo, allá vamos!.


En octubre me enamoré de ELISA E MARCELA. La obra de APanaderia me adentró en la historia de dos mujeres que en el año 1901 se casan por la Iglesia ,una de ellas vestida de hombre.

Iba yo al teatro preparada para llorar y mantener mi gesto serio, pero nada más lejos de la realidad. Areta Bolado, Noelia Castro y Ailén Kendelman llevan a cabo una interpretación cargada  a partes iguales de humor y drama. Las tres hacen algo que considero muy complicado, y es que no es sencillo llevar una tragedia al humor. Ellas consiguen hacerlo y ser sobresalientes

También volví a recordar porqué Andrés Suárez ha puesto banda sonora a mi vida en tantas ocasiones y ser Santiago y Madrid en una misma canción... .




19 nov. 2017

Cada cosa a su tiempo.



Una vez te pregunté cómo era eso de echar de menos, cuánto duraba y si  creías que quizás podríamos morir de nostalgia. Sonreíste y te fuiste.
Ahora he entendido que todos tenemos tan poca idea como tú cuando no supiste dar respuesta a mis dudas. Que no podemos asegurar el tiempo que va a acompañarnos el sentimiento de desear con todas nuestras fuerzas que las cosas sean como antes o que de esto no nos vayamos a morir.

Pero el caso… . El caso es que con todo y con eso debemos saltar al vacío , incluso sabiendo que nos volverán a romper el corazón y que dolerá como la primera, aunque creamos que nada podrá ser comparable a aquel dolor que te hizo perder toda clase de esperanza en eso que llamamos tiempo.
Pero sí, hay un tiempo para todo. Para querer, para olvidar, para desear verte lejos, para sentirte fuera de lugar, para tener dudas, para discutir, para amar de nuevo… Y , inevitablemente, un tiempo para echar de menos.



12 sept. 2017

Y nunca verte.




Curioso, como que a pesar de vivir en la misma ciudad ya nunca nos veamos.
Ya nunca más.

Como saber que hay cosas que por mucho que persigas siempre van a ir más rápido.

Como el deseo que es mejor cuando lo piensas que cuando se cumple.

Y todas las cosas que dejaste por escrito que harías, toda esa manía tuya de ¨debería¨.  Ahora te marchas y dejas a tu paso un montón de promesas , de planes, de rutinas y de todos esos momentos que ya no sé como llenar sin tu ruido. Ese maldito ruido. El ruido de tu risa en la otra punta de esta casa, el ruido tuyo, el que haces existiendo, siendo como nadie, brillando con luz propia aunque esté todo a oscuras, muy negro.



Design: WS
Miss cosas bonitas © 2016.