• LEER MÁS •

14 feb. 2016

Mañana también podría ser San Valentín.



Se acaba el día. El día del amor. El día que la humanidad ( o parte de ella, que siempre hay haters de profesión) se ha puesto de acuerdo para celebrar que nos queremos.
Se acaba el día, cae la noche, aquí al menos caen hasta los árboles ya sin hojas y seguro que en muchas caras caen las sonrisas, efímeras muecas que se levantan el día de hoy y mañana, si te he visto no me acuerdo.
Y de ahí, del pensar en esas personas para las que solo hay un detalle este día, porque el calendario así lo manda, nace esta reflexión.
El amor es cosa de dos dicen algunos, yo digo que el amor es cosa de cada uno. Ni si quiera en una relación los dos miembros de la pareja opinarán exactamente lo mismo acerca del concepto de amor, y permitidme que si lo hacen, me preocupe la salud de esa unión. Que viva la diferencia.
El amor es la demostración de una emoción que perdura en el tiempo, un sentimiento que , acompañado de pasión, se basa en el respeto, el cariño, la confianza, la complicidad. Vamos, que el amor es un lío, y no es casualidad que nos cueste tanto encontrar el bueno, el que perdure.
Amar en su sí, sea o no correspondido, es la experiencia más maravillosa del mundo. Mi padre decía cuando yo era pequeña una frase , algo así como ¨puedes morirte sin ser amado y haber tenido una vida completa, pero morirte sin haber amado a alguien sería una vida sin sentido¨. No puedo darle más la razón.
Si lo pensamos bien, la mayor parte de nuestros amores y pasiones han sido platónicas o simplemente breves ilusiones que nos llevaron a un camino en el que poco a poco, gracias a nuestros aciertos y errores, llegamos a un punto donde nos sentimos a gusto. Solos o acompañados, da igual, pero a gusto.


El amor, valga la redundancia, es amor. Amor es dar sin esperar recibir aunque la balanza necesite estar equilibrada, soportar los días malos, la tele puesta y la radio sonando, tus veinte alarmas y sus ganas de dormir más. Amar son momentos de tensión donde crees que todo se desvanece, malas épocas donde por x motivos se pierden los detalles. Son las cenas de los jueves en el chino, el cine de los miércoles, que ya se sabe que es el día que todos nos volvemos cinéfilos y acudimos a las salas en  masa.
Pues eso, que con el amor pasa un poco como con los miércoles de cine, con esa fiesta que rebaja las entradas y nos lleva a la gran pantalla ( cosa que por cierto, agradece mi bolsillo).
Ojalá mañana cuando os levantéis siga siendo San Valentín en vuestras casas. Ojalá mañana no os olvidéis de decir ese te quiero , esos buenos días, ese beso de buenas noches.
Y ojalá mañana, si hoy no has celebrado este día, un día más , te des cuenta de todas las versiones que tiene el amor: amigos, familiares, hermanos, primos... . Porque creedme, se muy poco de la vida, pero el amor está en el aire, rozándonos a todos e inundando de ilusiones y empuje todos nuestros días.



No hay comentarios

Publicar un comentario

Vuestrascosasbonitas.

Design: WS
Miss cosas bonitas © 2016.