• LEER MÁS •

30 mar. 2016

Saltar al vacío.



¿ Nunca te has sentido tan al borde del precipicio que sabes que aunque des dos pasos atrás la inestabilidad va a hacerte caer de todos modos?. Venga, piénsalo, seguro que alguna vez has estado en ese lugar, ante esa ventana de la que quieres saltar pero hace tanto frío fuera como dentro. Te asusta tanto meterte en el mar, más que por cómo se congelarán tus pies, por lo que allí dentro ocurra, por los peces nuevos que te encuentres. Ya sabes eso de que los cambios asustan. Y tanto que asustan... . 


Es difícil asumir que la vida va de tomar decisiones. Hoy eliges no levantarte hasta las 12 y puede que pierdas la oportunidad de ser el primero en ver un cartel de ¨Se necesita...¨ , puede que al no levantarte en toda la mañana, con la que está cayendo, también evites pillar la pulmonía del Siglo, que puestos a elegir, quizás la segunda opción sea la más correcta. Decidimos cuando nos entregamos a algo o alguien, cuando depositamos toda nuestra confianza esperando a cambio lo mismo ( admitámoslo) en este mundo de locos que a ratos no entiendo. Decidimos aquella noche en la que se nos fue de las manos la situación que ya no tuvo vuelta de hoja, en ese mensaje que no debimos ( o si) mandar, en esas lágrimas que nos dejaron sin caparazón, en ese ¨te quiero que ya no tendrá vuelta atrás... .




Decidimos coger ese tren o que alguien nos espere en la estación, pero siempre asumiendo que habrá trenes que ya no podamos coger y que no siempre quién nos gustaría estará dispuesto a esperarnos como nosotros a el. Pero ¿ sabes una cosa? Eres valiente por el simple y tan grande hecho de tomar decisiones, has crecido, maduras y estás aprendiendo a despedirte. Porque no te olvides que en el momento que decidas alzar los brazos en ese último abrazo, te despedirás de una etapa, te dolerá el alma, que es el único dolor para el que no hay receta, y hasta recordarás ese precipicio del que antes te hablaba. Que ya no sabes que es peor, si tirarte al vacío y quedarte sin nada, o quedarte sin nada y sentirte vacío. Pero recuerda que cuando estés dando ese salto, estarás dándole la bienvenida a cosas que ni te imaginas.





No hay comentarios

Publicar un comentario

Vuestrascosasbonitas.

Design: WS
Miss cosas bonitas © 2016.