• LEER MÁS •

5 abr. 2016

No me iré sin decirte que...






Hoy he pensado en todas esas cosas que si algún día , ojalá lejano, no nos volvemos a ver porque me he ido o decides marchar, no quiero que se me escape decirte. ¿Nunca lo habéis pensado? Esa conversación que no tuvimos con esa persona que ahora ya no quiere ni mirarnos a los ojos, ese ¨adiós¨que hubiese hecho las cosas más llevaderas, esos ¨te quiero ¨ que por vergüenza no dijimos, todos ¨lo siento¨ que el orgullo nos hizo tragar. 






No quiero irme de aquí sin decirte que el amor existe y tiene nombre y apellidos, que, por favor, no dejemos nunca de creer que esto es así, aunque algún día lo nuestro terminase. Que viniste a mi vida, feliz por suerte, a darle el toque que  le faltaba, a darme una bofetada de realidad, bajándome de los algodones entre los que crecí. Que somos la leche juntos, pero que tu eres sin mi y yo soy sin ti, y no por ello es menos amor lo nuestro.
No quiero irme sin decirte que eres el rey de las cosquillas, que contigo la confianza no da asco, sencillamente es preciosa y natural, que la vergüenza no existe entre nosotros y que si a veces me pongo colorada es porque todavía no me acostumbro a escuchar cosas tan bonitas de una boca ajena. No me gustaría dejar de decirte que eras ese imposible que buscaba, porque, te lo aseguro, estaba convencida  que por mucho que buscase, nadie iba a cumplir las expectativas y fíjate por dónde, las superaste. Que ahora ya tengo quién me espere en el andén de la estación.
No quiero irme sin decirte que aprendo de ti cada día algo nuevo, que escucho cada una de tus historias con la misma atención que prestaba a los cuentos que me leía mi padre por las noches, y te aseguro que aunque él siempre será el hombre de mi vida, ningún otro ser masculino había entendido que me encanta quedarme dormida hablando.

No me voy a ir sin decirte una vez más, que te quiero, y mira que nos lo decimos veces... . Que no se quién de los dos es más romántico, pero quizás a riquiños no nos gane nadie, y ya sabes, que las envidias vienen siempre en papel de regalo , mi amor. Que me encanta ir de tu mano o que pases tu brazo por mi hombro y beses mi sien mientras susurras que hoy es un día feliz.





No me iré sin decirte que he comprendido que el amor no es una lucha constante, ni una noria que te eleva a lo más alto para luego dejarte por el suelo, que para querer no hace falta llorar y que quién bien te quiere te quiere bien y punto. Que he estado enamorada antes de ti y que eso no significa nada malo, que somos el resultado de todo lo que hemos vivido , la mochila que portamos a nuestras espaldas.

Y no, no me iré sin decirte que las playas, las ciudades desconocidas, el cine, el sofá, tu coche o mi ventana son sitios especiales porque compartirlos contigo así los ha hecho, que haber sido besada bajo la lluvia es bonito, pero que te traigan rosas con muletas todavía lo es más. No me voy a ir sin decirte gracias, gracias una y mil vidas.


No me iré sin decirte que, simplemente, no me iré.


No hay comentarios

Publicar un comentario

Vuestrascosasbonitas.

Design: WS
Miss cosas bonitas © 2016.