• LEER MÁS •

20 may. 2016

La lista que arregla los días grises.



Todos tenemos días grises. Todos nos hemos levantado alguna mañana pensando que el mundo era una mierda, que buscarle el sentido a la rutina era absurdo. Todos nos hemos ido a la cama antes de tiempo con la única intención de que , por fin, el día terminase. ¿ Quién no ha tenido días malos?. Pues eso. Para días malos, buenas soluciones. 

Hace un tiempo una amiga me dijo que para esos días en los que todo se nublaba y parecía no haber luz, a ella le funcionaba tener de mano una libreta donde describía todas las cosas que le hacían feliz. Anotaba cada vez que algo emocionaba o cuando le ilusionaba una actividad, y esos días en los que la negatividad y las malas vibras se apoderaban de ella, aquella lista le ayudaba a reconfortarse.
Así que , sin que hoy sea un día gris, porque la verdad , tener el mar cerca ayuda a que sea un buen día, aquí va mi lista de cosas que me hacen feliz.



1. Leer un poema o relato con el que me sienta identificada: Loreto Sesma, Marwan o Carlos Miguel Cortés son solo algunos de mis escritores favoritos. Cuando siento que alguien ha captado mis sentimientos en palabras solo puedo sonreír. Quizás porque sea a lo que aspiro ( de aquí lo segundo de mi lista).



2. Recibir un mensaje o un comentario sobre lo que escribo: Escribo desde que tengo uso de razón, hacía mis ¨libros ¨ en casa de mis abuelos a base de grapas, y recuerdo la ilusión que me hacía cuando se los regalaba a mis padres. Así que ahora, cada vez que un lector o lectora del blog me dicen que lo que escribo les llega solo puedo sentir que he conseguido un sueño.


3. Comer sin culpabilidad: Pues si, yo soy una persona que soy feliz comiendo. Probando platos ricos, quesos, dulces... . Y sobre todo comer sin remordimiento, algo que estoy aprendiendo poco a poco y que, en mi caso, será una lucha que mantendré toda mi vida.


4. Cumplir una meta: Marcarse metas pequeñas es la clave. Subir las escaleras, prometerse tomar una fruta al día, dar ese paseo de 20 minutos en lugar de estar dos horas en el sofá o estudiar lo que te has programado. Me hace tremendamente feliz ver cada día que he caminado los 10.000 pasos diarios que me he marcado porque, simplemente, para mi, es todo un logro.





5. Pintarme los labios de rojo: Es un gesto muy básico y que me lleva menos de un minuto, pero os aseguro que me sienta fenomenal. La de los labios rojos, siempre.


6. Las canciones de Fredi Leis: Podría recomendar a un montón de cantautores, porque , yo no voy a engañar a nadie, amo la música española de cantautor. Joaquín Sabina, Serrat o Victor Manuel sonaban en el coche de mi padre siendo yo muy pequeñita. Ahora en mi casa Andrés Súarez, Marwan, Fredi Leis, Adriana Moragues o Chavela ponen la banda sonora. Eso si, que nunca me falten Bon Iver y Adele. Y cantar a grito pelado, por supuesto.




7. Volver a casa: Esto digamos que me hace feliz siempre. Volver a casa después de un largo día en la universidad, volver a casa tras una semana de vacaciones, volver a casa después del gimnasio, volver. Volver a casa buscando ese abrazo que arregle lo poco que queda de día... .  No es fácil hacer ¨casa ¨ un piso¨ , yo soy muy afortunada. A lo largo de mis casi 26 años he conseguido hacer hogar el piso donde di mis primeros pasos, un Colegio Mayor en el que viví 4 maravillosos años, un loft de soltera más bonito que la casa de la Barbie, un primero A en Madrid con dos amigos increíbles y otro primero, en este caso B, con el mejor compañero, amigo y confidente que tengo. He sentido estar en casa en todos esos sitios porque he tenido mucha suerte , para que engañarnos. Y sigo sintiendo casa el lugar donde están mis padres, las dos personas que me mantienen con los pies en la tierra y los sueños en el cielo. Ahora toca de nuevo hacer casa un nuevo hogar ( de paso os digo que esto, también me ilusiona)


8. Hacer una escapada: Ya no digamos un viaje, porque eso me hace muy pero que muy feliz. Pero igualmente me hace feliz escaparme una tarde a conocer una montaña, un día de playa o una cena en una ciudad diferente. Que necesario es ver mundo para comprenderlo... .




9. La gente que me quiere:  Y no me refiero a lo típico o a lo más obvio. Cuando peor he estado de ánimo quizás he llegado a pensar que la vida no tenía mucho sentido, que nada era suficiente, que yo no merecía la pena. Equivocada, por supuesto, pero de las cenizas se resurge. He aprendido que lo verdaderamente importante de esta vida es la gente que te quiere, esas que tiran de ti cuando necesitas salvavidas, los que estarán ahí cuando te equivoques para que seas capaz de redirigir la ruta. La gente que me quiere me hace feliz. Mis padres, las dos personas a las que más admiro, mis amigos de verdad, con los que he compartido y comparto noches infinitas a golpe de orquesta que acaban en patatas fritas o con las que una mirada es suficiente. Mi pareja, el hombre con la mirada más inocente, bondadosa y pura... . Muchos dicen que nosotros somos nuestras circunstancias. Yo creo que  nosotros somos la gente que nos quiere y queremos.


10. Ver fotos antiguas: Y tampoco tan antiguas. Revisar las fotos de mi primer año en Santiago, de aquel viaje a Barcelona, de mi mejor experiencia en Oxford... . Las fotos son los recuerdos más bonitos ( soy de las que todavía hace álbum).





Esta es mi lista, para muchas cosas, no se necesita ni un solo euro, y os aseguro que hacer cualquiera de estas cosas me reconfortan muchísimo y me pueden arreglar un día. Siempre que tengamos un mal día, debemos ser pacientes y permitirnos estar mal. Pero recordad, que después, la única obligación es volver a subir. Por supuesto hay muchas más cosas que me hacen feliz: los besos , los abrazos de bienvenida, los ¨te quiero¨ , estar sola en casa, los mimos de Tolo... . Hoy solo he querido compartir con vosotros mi lista y os animo a todos a que pongáis en práctica este ejercicio y que si os apetece, me lo contéis.

4 comentarios :

  1. Lo de leer y sentirse identificada con lo que lees, cumplir metas, comer sin sentirte culpable, los labios rojos... En todo eso coincido contigo, yo también hago listas de lo que me hace feliz y de lo que me impide serlo los días grises.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benditas listas, ¿ verdad?. Los días malos son necesarios para valorar los buenos, y lo importante es aprender a sacar del peor de los días una pequeña sonrisa. Muchas gracias por tu comentario!.

      Eliminar
  2. Coincido contigo en que la comida es un placer... ¿Qué sería de nosotros si nos faltase el chocolate para sobrellevar los días grises?
    Sigue escribiendo así de bien. Me encanta tu blog por ser diferente a los demás.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchísimas gracias Mary! Ojalá me sigas leyendo mucho tiempo!!!!!!
      Comer es un placer...sin lugar a dudas !!!!
      Un saludo muy grande

      Eliminar

Vuestrascosasbonitas.

Design: WS
Miss cosas bonitas © 2016.