• LEER MÁS •

19 mar. 2017

Papá.




Ya sabes que escribir es la mejor manera que encuentro para explicar y ordenar ese caos interior que me caracteriza, que lo hago por egoísmo, porque solo así encuentro el camino.


Hoy celebramos el día del padre y yo pienso en todo lo que puede significar para el mundo esa palabra… . Padre es el que desde que llegamos a su vida comienza una historia de amor que jamás será comparable a nada. Es padre quién pasará los primeros meses y años de tu vida casi en vela, esperando el llanto o la primera sonrisa del día, quién aún cuando seas ya mayor, aguardará el ruido de llaves de madrugada. Padre es quién te levanta con paciencia cada mañana, o quién después de una dura jornada de trabajo apura los minutos para poder bañar a su bebé. Papá es quién a pesar del dolor, despide a su hijo cuando se sube por primera vez en el bus que le llevará al cole y que repetirá ese dolor cuando cojas tu primer avión sola o el día que decidas estudiar fuera de casa y te ayude a trasladar todas tus cosas, con un peso terrible por la mezcla de miedo y alegría que produce ese momento.
Papá es quién te cogerá de la mano cuando te caigas, en todos los sentidos, el  de la bici y el de la vida. Y será el que más horas le eche a eso de recordarte que ante todo tienes que ser bueno.

Pero para mí papá es mucho más.
En primer lugar eres ejemplo. El espejo en el que me miro y la tabla por la que mido cada acto. La persona que, con su esfuerzo y dedicación, me enseña todas las cosas importantes de la vida.
Por supuesto eres abrazo, porque es en tus brazos donde yo encuentro la mayor seguridad. Y no deberíamos perder nunca esa costumbre tan nuestra de abrazarnos cuando nos vemos, puesto que nos llevaremos eso para siempre.
Eres olor, olor a ti, a protección, a tranquilidad, a casa.
Eres ternura, el hombre que me ha enseñado a mostrar cariño y afecto, y quién siempre se ha encargado de crear en mi una seguridad bien forjada.
Eres magia, porque me enseñas cada día lo importante que es creer en un sueño y poner toda la fuerza  y trabajo para cumplirlos.
Eres las canciones que cantamos juntos, los viajes en los que aprendemos un poco más sobre el mundo, los libros que nos recomendamos y las películas que me has llevado a ver al cine.
Pero también eres dolor y preocupación, miedos y preocupaciones, sentimientos que el uno siente por el otro y que llevaremos cogidos de la mano toda la vida.
Eres el hombre de mi vida en el más amplio sentido de la palabra, puesto que tú fuiste el encargado de hacerme  entender y creer que a todo, absolutamente a todo, en esta vida hay que ponerle amor.

Hoy es un día para que celebremos que todos los días nos queremos y sobre todo, un día para valorar la suerte. La suerte de haber podido disfrutar de ti cada día de mi infancia, de poder hacerlo ahora en otro punto vital,  la suerte por haber recibido una educación y una vida maravillosa, por las conversaciones en el coche, por ser capaces de , a pesar de las diferencias, llegar siempre a un punto común  y , en definitiva, la suerte por amar y ser amado, algo que me enseñaste desde muy pequeña y que espero que sepas que he tomado de ejemplo y espero ser capaz de aplicar a todo en mi vida.


Eres un papá con mayúsculas. Mi papá.

Te quiero. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Vuestrascosasbonitas.

Design: WS
Miss cosas bonitas © 2016.